Diario Crónica / Video
x
Sábado 19/04/2014
Temperatura: 7°
Viento: 9 Km/h
Despejado
País
Sábado 11 Agosto 12:07
El "Loco" del básquet que no se olvida
El pasado viernes 10, Hernán Abel Montenegro Koch, cumplió años (46). Pasaron dos días pero no queríamos olvidarlo porque para quienes amamos el básquet, sabemos que el deporte va más allá de las reglas y las tácticas. Por juego y por entrega, de ese plus que hace de este deporte algo único, es que lo recordamos y festejamos su cumpleaños y en el la pasión por el básquetbol.

 

Lo que sigue es una recopilación de información que nos acerca Wikipedia. Datos de su vida. Hernán Abel Montenegro es considerado uno de los mejores pívot de la historia del baloncesto hispanoamericano, y uno de los jugadores más carismáticos que ha dado el básquetbol argentino. Comparable con jugadores de la talla del boricua José Ortiz Rijos “Piculín”, el brasileño Oscar Schmidt o el fallecido español Fernando Martín Espina.

Fruto del matrimonio Montenegro Koch, nació en Bahía Blanca, Argentina, el 10 de agosto de 1966, descendiente de españoles por línea paterna y de alemanes del Volga por línea materna. Particularmente de la familia de esta última, Hernán heredó sus características físicas más salientes, entre las que se destaca su importante altura. Comenzó a jugar al baloncesto a los 5 años, favorecido por su físico muy alto y espigado, infrecuente en un chico de tan corta edad.

Con solo 13 años, debutó en la categoría mayores del Club Leandro N. Alem, donde sus compañeros tenían hasta 10 años más que el. Después jugó en el Club Villa Mitre. Su estreno en la selección argentina juvenil fue en 1981, en el Panamericano de Montevideo (3º puesto) y 2 años después juega el Mundial Juvenil de España (7º puesto). Allí es observado por un reclutador español que lo coloca en el CAI Zaragoza con solo 17 años.

En 1985, Montenegro es citado por primera vez para la selección argentina de mayores, en el Sudamericano de Medellín; aunque 1986 sería su año de despegue. A los 20 años integra el plantel de Olimpo de Bahía Blanca, que se consagra subcampeón de la Liga Nacional de Básquet; y con la selección argentina participa del Mundial de España (12ª ubicación). En 1987 juega pocos partidos para Unión de Santa Fe, pero retorna a Olimpo para los juegos de play-offs (postemporada) en la LNB.

En Puerto Rico es reclutado por los Gigantes de Carolina, pero solo juega 12 encuentros de la liga BSN, tomando 10,2 rebotes por partido. Su representante lo ubica posteriormente en la Universidad Estatal de Luisiana (LSU), que integra la liga NCAA estadounidense. Allí no jugó oficialmente, aunque participó del Draft de 1988, donde ocupó el lugar Nº 57, elegido en tercera ronda por Philadelphia Sixers. Así se convirtió, junto a Jorge González (Nº 54), en el primer argentino elegido para formar parte de la NBA (no disputó encuentros oficiales). En 1989 arribó a Italia, para jugar en Annabella Pavia (luego Edimes Pavia), de la Lega Due (A2, 2ª división italiana). Jugó 43 partidos entre 1989 y 1990, promediando 20 puntos y 10 rebotes.

Si bien el objetivo de Montenegro era permanecer en Europa, la mala relación con los dirigentes y ciertas conductas extradeportivas provocan su anticipado retorno a Argentina. Entendiendo que la mejor manera de retomar la senda es volver a los orígenes, en 1990 firma contrato con Estudiantes de Bahía Blanca, su ciudad natal. Tal vez jugando el mejor básquet de su carrera, Hernán lidera un equipo implacable y balanceado junto a jugadores como Juan Alberto Espil, Javier Maretto y José Luis “Josi” Gil, acompañados por los norteamericanos Darryl Pinckney y Dwayne Bryant.

En el último juego semifinal, Estudiantes vence a Sport Club de Cañada de Gómez, con un doble de Hernán, medio segundo antes que suene la chicharra final. Tiempo después, Montenegro confesaría: “En los entrenamientos, cuando recibía la bola bajo el canasto, la enterraba hasta el codo, pero algunas veces ésta rebotaba en el aro y salía disparada hacia afuera. Esa noche me acordé cuando recibí el pase, giré, y la deposité como si fuera una pizza, con una suavidad que nunca antes tuve”. Estudiantes perdió la final de la LNB ante Gimnasia Esgrima Pedernera Unidos (GEPU) de San Luis (equipo disuelto), pero alcanzó un hito en su historia de la mano de Montenegro.

Montenegro integra el equipo argentino preolímpico, que juega el Torneo de las Américas de Portland 1992 junto a Marcelo Milanesio, el “Pichi” Héctor Campana y otros grandes del baloncesto argentino. Argentina llega hasta semifinales, donde pierde contra el Dream Team de Estados Unidos, comandado por Michael Jordan, Charles Barkley y Larry Bird. En ese partido, Hernán Montenegro obliga a David Robinson y a Pat Ewing a turnarse para defenderlo. Para esa noche Hernán se hizo dibujar un número 22 en la nuca (en Argentina, el veintidós significa loco), haciendo que el relator del partido para la cadena NBC comentara: “Tonight, Robinson and Ewing they gonna dream on the CRAZY TWENTY-TWO!” (“Esta noche Robinson e Ewing van a soñar con EL LOCO VEINTIDÓS!”). A partir de entonces, sus compañeros, rivales y periodistas comienzan a apodarlo “El Loco”, por sus excentricidades dentro y fuera de la cancha. Argentina no clasificó para Barcelona 92.

En 1995 Argentina logra la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata. Montenegro se autoexcluye, en parte por un enfrentamiento personal con el técnico Guillermo Vecchio, y también por su adicción a las drogas. Meses más tarde ficha para los Guaiqueríes de Margarita de Venezuela, pero la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela lo suspende 6 meses por consumir cocaína. Su carácter frontal y extrovertido caracterizó la relación del jugador con el mundo basquetbolístico argentino. Durante una concentración de la selección en el Cenard, “El Loco” se levantó de la mesa y se retiró mientras el grupo cenaba, acusando a sus compañeros de “miedosos”, por aceptar calladamente las pésimas condiciones de las instalaciones, y las carencias que sufren los atletas argentinos.

A fines de la década de 1990, Montenegro integró equipos argentinos de alto nivel, como Independiente de General Pico o Peñarol de Mar del Plata, pero distintos problemas físicos y desentendimientos con dirigentes y compañeros le impidieron desarrollar su enorme capacidad técnica. Por ello no volvió a ser convocado para la selección. En 2000 vuelve a Estudiantes de Bahía Blanca. Junto a Sebastián “Paco” Festa y Esteban “Gallo” Pérez entre otros, arman un plantel competitivo, que el 4 de octubre juega el partido inaugural de la temporada 00/01 ante el último campeón, Estudiantes de Olavarría. En el estadio Ruca Che de Neuquén, el equipo de Montenegro derrota a los campeones vigentes por 93 a 90. En 2003 fichó para el Club Atlético Goes de Uruguay pero no jugó partidos oficiales. Posteriormente, regresó a Estudiantes de Bahía Blanca, pero a los 5 partidos dejó el club, disconforme con la dirigencia.

En 2006 vuelve a Villa Mitre, club del cual es hincha, para jugar 6 partidos en el torneo local. En 2009 fichó por Obras de Buenos Aires, que juega en la Liga Nacional de Básquet. Disputó solo 3 encuentros. En 2010, con 44 años, integró el equipo de Del Progreso de General Roca, provincia de Río Negro, donde jugó varios partidos de la Liga del Alto Valle.

Fue su última presentación oficial como jugador.

Comentarios Este espacio de discusión y opinión que te brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal. No será admiitdo ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio. Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
Uno Contra Uno - La vuelta de Montenegro (12/01/10)

Califique este artículo