Diario Crónica / Video
x
Viernes 2/12/2016
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 51.68
Oro
USD 1175.10
Cobre
USD 2.62
Dolar
$ 15.81
Euro
$ 16.99
Región
Miércoles 30 Noviembre 01:02
Piquete en el yacimiento: esperan que mañana pueda destrabarse el conflicto
Personal de Pecom impidió el acceso a Cerro Dragón hasta las 20 de ayer en que se decidió levantar la medida hasta la reunión del jueves. Reclaman por el despido de 270 operarios.

Califique este artículo

Una nueva manifestación de trabajadores petroleros se materializó ayer por la mañana en inmediaciones del yacimiento Cerro Dragón. Los manifestantes, todos empleados de la contratista Pecom, estuvieron en la zona hasta las ocho de la noche de este martes. Recién a esa hora hubo una asamblea en la que se resolvió levantar la medida de fuerza y abandonar el lugar. Uno de los delegados gremiales confirmó que este jueves habrá una reunión en la que esperan destrabar la situación y reincorporar a los 260 despedidos. 

Al cierre de esta edición, uno de los referentes de los trabajadores petroleros, Omar Rollheiser confirmó que “el jueves va a haber una reunión y vamos a ver qué pasa. Está confirmada la presencia de Jorge Ávila y el gerente de la empresa. Todavía no lo tenemos decidido, pero posiblemente la reunión sea en Secretaría de Trabajo”.

Luego de mantener una larga asamblea, a las ocho de la noche de ayer los manifestantes decidieron levantar su improvisado campamento y retornar a sus hogares. Durante toda la jornada, los trabajadores protestaron en el ingreso al yacimiento petrolero de Cerro Dragón. Ya a las doce del mediodía la conciliación obligatoria había sido dictada por la contratista, pero los obreros decidieron seguir en el lugar ante la incertidumbre que planteaba la situación. 

Más de 200 familias desesperadas

La cifra oficial planteaba 260 despidos de manera oficial. Esa cantidad de telegramas de despido fue la que recibieron ayer los trabajadores de Pecom. En este contexto, el delegado gremial Omar Rollheiser conversó con Crónica y explicó que “la información que tenemos habla de 260 despidos. Nos dijeron que levantemos la medida de fuerza porque la empresa ya dictó la conciliación. Nosotros lo que queremos es que levanten todos los telegramas de despido”. 

Actualmente, la empresa que despidió súbitamente a más de 200 empleados es contratista de Pan American Energy. Según contaron los manifestantes, Pecom compró a otra de las empresas de peso en la región: Skanska. “Eso fue lo que nos informaron a nosotros hace más o menos ocho meses. Hay mucha gente que no sabe que nosotros pasamos de Skanska a Pecom de un día para el otro. Un día llegamos y nos encontramos con que las calcomanías de las chatas decían Pecom. No se presentó el gerente, no vino nadie a hablar con nosotros. No tuvieron respeto, no nos dijeron que esto iba a pasar”, agregó Rollheiser.

Recarga en el trabajo

Otro de los problemas que actualmente tienen los obreros de la empresa es la recarga que, según dicen, sufren por parte de la contratista. En este sentido, contaron la realidad que les toca vivir día a día y visibilizaron una de las grandes consecuencias que tiene hoy por hoy la crisis petrolera que afecta a la región. Esta, habla de los ya famosos “retiros voluntarios” y las jubilaciones anticipadas. 

“Cuando una persona se va como jubilado, nosotros no podemos incorporar a otro trabajador. Aparentemente Pan American no da la autorización para incorporar gente nueva en los puestos la empresa. Nos están agregando muchos trabajos que no nos corresponden en el día a día. Si vos hacés toda tu vida un laburo por el mismo sueldo, y un día venís y te encontrás con tres trabajos más por la misma plata, sinceramente no creo que lo quieras hacer”, reflexionó el trabajador petrolero.

La voz de los peones

Muchas veces los empleados petroleros son vistos así, de esta triste forma. Simples peones de un juego que cuenta con muchos actores en toda la Región Patagónica, la cual todos saben tiene una rica historia en materia de explotación petrolera. Uno de los trabajadores, Juan Carlos Avendaño contó a este diario cómo es su realidad todos los días: “el único sostén de mi familia soy yo, pero ese no es el caso. El tema es que la gran mayoría de la gente está con mucha incertidumbre por su trabajo. Hay personas que tienen más de 25 años de trayectoria en este yacimiento. Los han basureado indiscriminadamente, y después la única herramienta que tenemos es cortar el acceso al lugar”, sostuvo.

En la misma línea de análisis, destacó que “nosotros tenemos que tener un valor dentro de este yacimiento. Acá hay mucha gente que se siente discriminada. Ellos nos han tratado constantemente de esta forma. No es el primer telegrama que nos mandan. Nunca podemos levantar la voz para protestar, es claro que estamos bajo un régimen autoritario. La realidad así lo marca”. 

Finalmente, los dos entrevistados coincidieron en reclamarle a la empresa más compromiso con la masa de trabajadores. A la espera de la reunión de este jueves, Rollheiser y Avendaño resaltaron que “es lamentable, pero siempre tenemos que llegar a esta instancia porque la empresa no nos da bolilla. No quieren comprendernos. Ya nos cansamos de buscar una explicación lógica a por qué esta gente nos trata así”, concluyeron los dos hombres.

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.