Diario Crónica / Video
x
Jueves 17/04/2014
Temperatura: 7°
Viento: 15 Km/h
Despejado
.ETC APARTADOS CULTURALES
Iryvolver
Domingo 12 Agosto
El señor del mar contado
Hay vidas que son como grandes obras, y correspondería que sean contadas con arte. El viajero Nicolás Gadda Thompson, que “a los 18 recorrió en ojotas las costas de Oceanía” y de entonces no paró su periplo, así cuenta al gran Jacques Costeau, cuyos periplos legaron al mundo el arte infinito del oceáno.

No hay fronteras en la verdadera madre tierra. Los ríos corren libres a través de todos los continentes. Las inagotables mareas - el pulso del mar - no discriminan a la hora de empujar contra todas las costas del planeta.

17 fueron en total los vidrios que rompió en la escuela de su pueblo; 17 razones para ser expulsado de inmediato. De más está decir que se aburría el pobre niño. Su mundo le quedaba chico. Él quería volar.

EL ACCIDENTE
Estamos en 1935. Un joven soldado de la marina francesa acelera a fondo por la carretera que viborea las montañas de Vosges. El Salmson de su padre es un coche rápido y él anda apurado; un amigo está a punto de casarse a pocos kilómetros de allí. Es de noche y hay muchas curvas. De pronto, las luces delanteras se rinden y no hay delante que se pueda ver. Desde muy lejos se escucha el chirrido de los frenos. Pero es demasiado tarde; el guarda rail despliega sus brazos y el vehículo sale despedido barranca abajo: Eran como las dos de la mañana y mientras permanecía allí inmóvil, pensé que me iba a morir. Perdía mucha sangre y tenía 12 fracturas en el cuerpo.

A partir de entonces, las cosas se vieron muy negras para el pobre Jacques. Su sueño de formar parte en el cuerpo de aviación de la marina francesa se había terminado. No más alas para el señorito Cousteau. Con medio cuerpo paralizado y cinco fracturas en su brazo izquierdo, tubo la entereza de impedir que se lo amputaran. "Sanará", se repetía una y otra vez, "¡Sanará, maldita sea, y empezaré otra vez desde el principio!" Al menos eso es lo que hizo.
SI TE GUSTÓ… PODÉS SEGUIR LEYENDO EN JAMBALAYA
ILUSTRACIÓN DE Paco Medina en tendencia.com


Califique este artículo