Diario Crónica / Video
x
Lunes 21/04/2014
Temperatura: 6°
Viento: 9 Km/h
Despejado
.TUR VIAJES+TURISMO, LUGARES, EXCURSIONES
Noticias
Sábado 11 Agosto
Pluna: Uruguay tiene miedo de Argentina
¿Podrían los obstáculos que imponen las autoridades argentinas a los vuelos autorizados transitoriamente por el gobierno uruguayo a empresas de ese país para cubrir las frecuencias que operaba Pluna hacer peligrar el éxito de la subasta convocada para el 3 de septiembre?

En Uruguay temen que estas trabas sumadas a los obstáculos históricos- pese a los acuerdos bilaterales- que padeció Pluna para operar hacia ciudades argentinas compliquen la licitación. Como se sabe, el gobierno de José Mujica pretende vender los activos de Pluna y que la empresa adjudicataria absorba parte del personal de la aerolínea que cerró en julio y se quede con las frecuencias del puente aéreo con Buenos Aires y otras rutas regionales. Los operadores que tomaron transitoriamente las frecuencias -hasta que el Estado tenga que negociarlas con la empresa que gane la subasta de los siete aviones Bombardier- se quejan de los obstáculos que les imponen las autoridades argentinas. Un ejemplo son las 14 frecuencias de las 60 con que contaba Pluna que le fueron transitoriamente adjudicadas a BQB. Un vocero de esta empresa reconoció ante La Nación que “en Buenos Aires, las autoridades habilitan el vuelo y salen, pero otras veces lo suspendes y con esa dificultad de no tener certeza de habilitación, no se sabe cuándo se puede ofrecer vuelos y cuando no”. El problema, dicen los especialistas, es que por la temporalidad de la autorización la Argentina tiene la potestad de habilitar o inhabilitar los vuelos.

TRASCIENDEN DETALLES DE SU VENTA
En medios locales se especulaba con que las bases que regirían la subaste del 3 de septiembre estarían listas para este fin de semana. De acuerdo a lo que trascendió, habría una primer llamado con una base de U$S 130 millones y un segundo ese mismo día, en caso de declararse desierto el primero, con un piso de U$S 100 millones. Quien resulte ganadores deberá sentarse a negociar con el gobierno las distintas frecuencias que quedaron libre con la salida de Pluna por un monto de U$S 40 millones que se utilizarían para pagar deudas a Ancap -empresa petrolera- y Banco República. Una duda es qué pasa si alguien se presenta con los U$S 135 millones y pretende sólo llevarse los aviones.


Califique este artículo