Diario Crónica / Video
x
Miércoles 16/04/2014
Temperatura: 11°
Viento: 24 Km/h
Despejado
.TUR VIAJES+TURISMO, LUGARES, EXCURSIONES
Mundo
Sábado 11 Agosto
Islas Cayman: el paraíso en la tierra
Pocos han escuchado detalles sobre las Islas Cayman salvo que es un paraíso fiscal. Lejos de esa imagen mental de calles atestadas de bancos y oficinas, la típicamente caribeña capital de Grand Cayman Town, es muy pintoresca y prolija y abunda en tiendas de perfumería, joyas caras y relojes de alta gama. Ningún edificio se eleva más allá de la altura de un cocotero.

El pequeño territorio británico de ultramar tiene unos 262 kilómetros cuadrados de superficie y está muy cerca de las otras Grandes Antillas caribeñas, Cuba y Jamaica. La habitan apenas 60.000 personas de las cuales sólo 10.000 son habitantes locales y el resto extranjeros. Esto le da un aire cosmopolita, de gran calidad de vida y, por ende, le otorga capacidad para ser una referente a la hora de recibir turismo, una de sus principales industrias además del tan conocido sector financiero.
Cayman, a apenas una hora de vuelo desde Miami, es perfecta para planificar un viaje que combine aquella ciudad de puro shopping y movimiento, con unos días de playa antistress, a puro sol. Para eso, la mayoría de los escasos hoteles que hay en la isla se encuentran sobre la hermosa playa Seven Miles, donde el mar turquesa acaricia la costa extensa y de arenas blancas casi sin olas.
Esto se debe a que la isla, que es la punta de una montañosa de Cayman llamamada Fosa de Cayman y apenas sobresale por encima del nivel del mar, está rodeada por una barrera de coral que la protege y le otorga su fama de ser uno de los destinos más increíbles del Caribe para la práctica de snorkel y buceo en todos sus niveles.
Algunas de las paredes que rodean  al archipiélago, conformado por Grand Caymán, Little Caymán y Caymán Brac,  superan los 7.000 metros de profundidad y eso es lo que transforma a esas aguas en el paraíso marino más increíble del Caribe. El propio oceanógrafo Jacques Costeau lo consideraba uno de los mejores destinos del  mundo para buceo.

PLAYA TODO EL AÑO
Las horas de playa durante todo el año, cuando el promedio de temperatura es del entre 24 y 28 grados, se pueden amenizar con una interesante variedad de actividades para todos los gustos. El tour más famoso es el de Stingray City, hasta donde se llega a bordo de yates privados o amplios botes para pasajeros. Allí,  grandes y chicos pueden nadar con rayas en el centro de una bahía donde no se ve la costa, pero el agua llega hasta la cintura por un gran banco de arena ubicado en la zona denominada North Sound.
Hace muchos años los pescadores se detenían ahí a diario para sacar las escamas de la pesca del día y las rayas llegaban en grupos a comer las sobras. Tiempo después la amistad con el hombre, transformó al lugar en un atractivo especial que al fin comenzó a ser imán de turistas que llegan por decenas a vivir esta experiencia única en toda la región.

Y MUCHO MAS
Grand Cayman es la más grande de las tres islas del archipiélago. Ahí es donde se concentra la mayor parte de la actividad, desde excursiones  y paseos hasta la gran cantidad de opciones para organizar un verdadero tour  gastronómico, que es el que seguramente no va a defraudar a ningún comensal.
Los más chicos van a disfrutar todo el día la visita a Cayman Turtle Farm donde s posible aprender del mundo de las distintas especies de tortugas marinas locales e incluso hacer snorkel con ellas. Luego apenas hay que cruzar la calle para nadar con los delfines azules en Dolphin Discovery.
Otra opción para la familia es navegar bajo el mar en el submarino Atlantis o recorrer el Botanic Gardens Queen Elizabeth II para descubrir los diversos tipos de iguanas que habitan libremente en sus 250 metros cuadrados de superficie.
Descubrir  Grand Cayman y sus islas hermanas  desde el cielo es una aventura sin desperdicio.  El tour en helicóptero permite apreciar la belleza de la barrera coralina de las islas en su inmensidad. También se pueden apreciar varias de las embarcaciones, como el Kittiwake, que se hundieron en las costas transformándose en arrecifes artificiales.
Arte e historia tienen su lugar en Pedro St James, donde conocer la historia de las islas desde 1780, Tha National Gallery que permite tener un acercamiento al arte caribeño –algo muy difícil de encontrar en toda la región-  y el National Museum, ubicado en el centro de la ciudad.
En George Town, lo que definitivamente abundan son las tiendas de alta gama donde venden relojería, joyeria y perfumería vip a la par de souvenirs que suelen comprar los miles de turistas que cada semana llegan a bordo de los cruceros que recalan frente al puerto local. Muchos de ellos inundan todo y dan vida a una isla que cada fin de semana se duerme en su letargo y vuelve a la calma.

NO TODO ES SOL Y PLAYA
Volviendo a la cuestión del paladar, los que disfrutan de la comida gourmet van a encontrar en Islas Cayman un destino para sibaritas. Todos los servicios de excelencia se trasladan a las cocinas de cada restaurante con cuidados hasta el último detalle. Seviches, pesca del día, carnes suaves pero excelentemente condimentadas, verduras con salsas creativas, postres sublimes son apenas un acercamiento a las mesas de Blue Cilantro, Bamboo, Osetra Bay, Tha Warf, Abacus, Ortanique, Luca, Calypso Grill y decenas de restaurantes que comparten la buena mano para la cocina, una demostración de la mano de obra internacional con cheffs que llegan desde los mejores lugares del mundo a demostrar sus artes.
Vivine´s es una casa de familia que ofrece platillos de la comida local. Como muchas casonas, abre sus patios para servir cosas típicas una tarifa muy inferior que sus paress pero con igual excelencia en el resultado. Lo más chic se reúne en los brunch del domingo, clásicos donde se reúne toda la sociedad local. El mejor es sin dudas el del Seven Restaurant de Ritz Carlton, un banquete que nadie que visite Cayman se debería perder.
Cada atardecer es diferente desde la costa, pero quienes conocen y aman la isla consideran a Rum Point como el lugar más bello para disfrutar el atardecer rojo típico de estas aguas, donde el mar y el cielo es fusionan  en una postal que será difícil de olvidar. La opción para terminar la tarde es ir al fastuoso shopping Canama Bay, donde hay tiendas de alto nivel y restaurantes y bares abiertos hasta tarde en la noche.
Sofisticadas y muy tranquilas, elegante pero absolutamente decontracté y sobre todo seguras para andar todo el día realmente de vacaciones y por todos lados, las Cayman son un paraíso aún no descubierto que ahora abre sus puertas y nos brinda su belleza y una invitación para el asombro.


Califique este artículo