Diario Crónica / Video
x
Viernes 25/05/2018
Temperatura:
Viento:
Despejado
Barril WTI
USD 70.71
Oro
USD 1303.70
Cobre
USD 3.09
Dolar
$ 24.36
Euro
$ 24.82
Mundo
Miércoles 14 Febrero 09:43
Día de San Valentín
Por qué se festeja el 14 de febrero el día de los enamorados
San Valentín, Día de los Enamorados o día del amor y la amistad constituye una celebración en gran parte del mundo, pero esta festividad típicamente occidental aunque muy popular en Argentina, no es tan conocida en su origen.

Califique este artículo
Este miércoles 14 de febrero se celebra, como cada año, el día de los enamorados, San Valentín, o día del amor y la amistad constituye una celebración en gran parte del mundo, pero esta no se festeja de una única forma ni responde a la misma esencia.
 
Algunos pueblos celebran a este santo, del cual toma su nombre dicha festividad y otros, simplemente, seleccionan una jornada para festejar el amor y la amistad en distintas fechas y formas.
 
En Egipto el día del amor y la amistad es el 4 de noviembre y, en Brasil, el 12 de junio, en la víspera del día de San Antonio de Padua, quien tenía fama de casamentero y es símbolo de trabajo, salud, protección y, por supuesto, amor.
 
En cambio, en Eslovenia el amor no tiene a San Valentín ni a San Antonio como patronos principales, sino a San Jorge, protagonista de una celebración que tiene lugar cada 12 de marzo.
 
Aunque el país más sorprendente resulta Finlandia, donde cada 14 de febrero está mal visto mostrar tu amor en público, pues, para ellos, representa un día para celebrar, única y exclusivamente, la amistad.
 
No obstante, y pese a casos particulares, el Día de los Enamorados continúa siendo típicamente occidental, pues se remonta a la Europa germánica, desde donde pasó a Estados Unidos y de allí al resto del mundo.
 
Aunque eso no impide que en China, y durante el San Valentín autóctono, conocido como «Qixi», los hombres regalen a sus parejas luciérnagas, como símbolo de amor, ya que según cuenta la leyenda, los amantes Xia Lang y Ji Gu, frente a la posibilidad de que ella fuera obligada a casarse con el emperador Yu, se arrojaron a un manantial del que salieron convertidos en estos insectos.
 
A su vez, en Japón, las mujeres acostumbran a regalar diferentes tipos de chocolates a los hombres el día de San Valentín, pero con la peculiaridad de que los chicos reciben regalos durante ese día y no solo de su pareja, sino también de amigas y compañeras de trabajo. Entonces, dependiendo de la clase de estos obsequios (mayormente chocolates), se decide la relación que desean sostener.
 
Mientras que las chicas reciben su contrapartida, justamente un mes después, el 14 de marzo, jornada en que se celebra el Día Blanco, y donde son los del sexo masculino los que devuelven los regalos a todas las mujeres de quien recibieron un chocolate el día de San Valentín. Además, se espera que estos devuelvan el regalo por uno que tenga, por lo menos, el triple de valor del que recibieron antes.
 
Por otro lado, los países musulmanes, por regla general, no celebran el 14 febrero, al considerar que esta no es una fecha acorde con su cultura milenaria.
 
POR QUÉ EL 14 DE FEBRERO
 
Durante la antigüedad se celebraba en Roma (Italia) una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. En ella, las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad.
Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasio I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de San Valentín.
Fue el primero en marcar en el calendario la fiesta de San Valentín quince siglos atrás. Al igual que ocurrió con otras celebraciones paganas, como las saturnales romanas dedicadas al dios Saturno y el culto al Sol Invictus en plena Navidad, el objetivo era anular prohibir las Lupercales. Esta fiesta pagana, que se organizaba desde tiempos de la antigua Roma, recordaba a Lupercus, protector de pastores y rebaños que rememoraba a la loba que amamantó a Rómulo y Remo.
 
Con el fin de borrar la Lupercalia, Gelasio I estableció una fiesta en honor a San Valentín, el santo que caía el día antes. Las leyendas apuntan que la conmemoración recordaba a un antiguo obispo, llamado Valentín de Termi, que se enfrentó dos siglos antes al emperador romano y decidió oficiar bodas entre soldados, a pesar de la prohibición. Como castigo, Claudio II ordenó su ejecución, un martirio que luego recordaría el papa Gelasio I con la festividad del 14 de febrero.
Pero, no fue hasta 1382, cuando el escritor inglés Geoffrey Chaucer escribió un poema titulado «Parlamento de los pájaros», donde se menciona por vez primera a San Valentín como una jornada de festejo para los enamorados.
La celebración de la fiesta de San Valentín se mantuvo en el seno de la Iglesia hasta 1969, cuando el papa Pablo VI decidió homenajear únicamente al santo y dejar de lado a los enamorados, una tradición que recuperó de nuevo el papa Francisco tras su llegada al Vaticano.
 
Más allá de su origen religioso, lo cierto es que la festividad del 14 de febrero se ha extendido por todo el mundo hasta convertirse en una fecha marcada por las flores, las postales de felicitación y los bombones de chocolate que se regalan muchas parejas.

El origen de las postales y bombones en San Valentín
 
La popularidad del 14 de febrero no es nueva. En pleno siglo XIX, la artista y empresaria Esther Howland se aprovechó de la moda que comenzaba a florecer en el continente americano de enviarse postales en San Valentín. Por aquel entonces, las felicitaciones llegaban de Reino Unido y, viendo el enorme volumen de cartas —solo en Nueva York se recibían más de 40.000, según la Sociedad de Anticuarios—, Howland decidió innovar en el diseño, los mensajes y el papel de estas tarjetas. Así arrancó un exitoso negocio que le permitió obtener más de 100.000 dólares anuales en beneficios, de acuerdo con The Washington Post.
 
No fue la única en darse cuenta del tremendo negocio que, ya por aquel entonces, representaba el 14 de febrero. Después de Howland, sería Richard Cadbury el siguiente en subirse al carro del amor para generar sustanciosos beneficiosos. Su familia regentaba una compañía que fabricaba chocolate, una oportunidad que el británico aprovechó ideando la opción de vender bombones en cajas decoradas para la ocasión. La popularidad de las cajitas Cadbury creció como la espuma, y hoy en día son muchos los que aprovechan ocasiones especiales como San Valentín para regalar a su pareja chocolates envueltos de formas tan diversas como originales.
 
CELEBRACIONES INUSUALES
 
En Filipinas, desde el 2004, se reúnen el 14 de febrero más de 2 000 parejas para besarse, casarse o renovar sus votos, una tradición que ha tomado mucha fuerza entre los habitantes de ese territorio.
 
Los iraquíes que deciden conmemorar la fecha, por otro lado, suelen regalarse manzanas donde introducen clavos de olor, aludiendo a la historia bíblica de Adán y Eva.
 
En Gales (Reino Unido), los enamorados se regalan «la cuchara del amor», una artesanía tallada que los hombres entregan a sus mujeres como muestra de sus sentimientos hacia ellas.
 
Los daneses envían a sus mujeres cartas anónimas, con mensajes románticos. Entonces, si la mujer adivina quién le envió la carta, la recompensa para él será un huevo de pascua.
 
En Croacia resulta habitual regalar un bizcocho con forma de corazón, adornado con dibujos y pintado con colores vivos, acompañado de un espejo y una frase que dice: «Te regalo mi corazón, mira quién está dentro de él».
 
En Nueva York, muchísimas parejas se concentran en el piso 80 del Empire State para casarse. Sin embargo, solo siete de estas lo consiguen, recibiendo un boleto que les permite entrar gratis al emblemático edificio, pero solo el día de su aniversario. 
COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.