Diario Crónica / Video
x
Miércoles 21/02/2018
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 61.90
Oro
USD 1328.80
Cobre
USD 3.19
Dolar
$ 19.93
Euro
$ 24.55
Mundo
Jueves 8 Febrero 08:49
Merkel cedió y quedó a un paso de formar una gran coalición de gobierno
Tras cuatro meses de negociación, la canciller acordó con los socialdemócratas; Schulz sería el ministro de Exteriores

Califique este artículo
Al precio de amplias concesiones, la canciller alemana Angela Merkel logró finalmente ayer formar una gran coalición de gobierno con los socialdemócratas, luego de cuatro meses de incertidumbre en la mayor potencia económica europea.
 
Los conservadores y los socialdemócratas de Martin Schulz tenían amplias discrepancias sobre el reparto de los ministerios, la reforma sanitaria y la reglamentación de los contratos de trabajo temporales.
 
Schulz confirmó ayer su intención de convertirse en el próximo ministro de Relaciones Exteriores y, según medios alemanes, su Partido Socialdemócrata (SPD) tendrá también los ministerios claves de Finanzas y de Asuntos Sociales.
 
"Hemos hecho concesiones en todo el proceso, también en la distribución de los ministerios, pero aun así [en la CDU] tenemos ministerios importantes", apuntó Merkel.
 
Alemania había quedado en una impasse política luego de las elecciones del 24 de septiembre donde la oficialista alianza CDU-CSU obtuvo el 32,9% de los votos, seguida por el SPD, con el 20,5% de los votos en su peor resultado histórico.
 
De hecho, pese a que finalmente resultó exitoso el proceso de negociaciones con Merkel, Schulz anunció ayer que renunciará a la presidencia del partido para garantizar el "necesario proceso de renovación". Los 464.000 afiliados del SPD todavía tienen la oportunidad de vetar el acuerdo de gobierno en una votación por correo que se extenderá hasta el 4 de marzo.
 
Para intentar ganarse a los militantes más reticentes, Schulz logró incluir una cláusula de reevaluación de la coalición dentro de dos años, una forma también de mantener a Merkel en suspenso.
 
Si los militantes eventualmente rechazan el acuerdo, la canciller se enfrentará nuevamente a una difícil decisión: formar un gobierno en minoría o celebrar nuevas elecciones, dos escenarios inéditos en la Alemania de la posguerra.
 
Pero tanto el SPD como los conservadores temen unos nuevos comicios de los que se beneficiaría sobre todo la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD), como muestran los últimos sondeos, y complicarían aún más la búsqueda de mayorías.
 
Negociación compleja
 
Uno de los puntos más complejos de la negociación con Merkel fue la cartera de Finanzas. Hasta hace poco liderado por el conservador Wolfgang Schauble, ese ministerio fue ampliamente criticado en los países de la zona euro durante sus ocho años en el cargo por las "políticas de austeridad" que impuso en las economías en crisis.
 
Schulz dijo esta semana que el acuerdo con los conservadores pondrá fin a la "austeridad forzada" y establecería un presupuesto de inversión para la zona euro.
 
Según trascendió, la CDU de Merkel se quedará con los ministerios de Economía y Defensa, mientras que sus aliados bávaros de la CSU, el ala más a la derecha de su familia política, controlará un superministerio del Interior, la Construcción y la Patria, una garantía para su electorado más conservador.
 
La formación de la "gran coalición" deja atrás la incertidumbre que debilitó el papel de Alemania en los asuntos internacionales y que hasta planteó interrogantes sobre cuánto tiempo permanecería Merkel como canciller.
 
Ahora la noticia traerá seguramente cierto alivio en los inversores y los países aliados, que estaban preocupados por la incapacidad de Merkel de formar gobierno en un momento en que Europa enfrenta múltiples desafíos, incluida la necesidad de una reforma en la zona euro y la inminente salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE).
 
Pero según el diario Bild, Merkel cedió demasiado para formar gobierno. "¿Qué precio ha pagado? ¡Es casi un sacrificio personal! ¿Qué queda realmente de ella? -insistió el periódico-. Que Merkel ceda de esta manera ilustra la erosión de su poder [...] en materia de política europea".
 
Pero la canciller de 63 años, que gobierna desde 2005, no tenía mucha chance si quería permanecer en el poder luego de las elecciones marcadas por el repliegue de los partidos tradicionales y el avance de la extrema derecha.
 
Las discusiones se atascaron durante un tiempo en la cuestión del gasto militar y, sobre todo, en el mercado de trabajo y en una reforma de la seguridad social dirigida a reducir las desigualdades entre la sanidad pública y privada.
COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.