Diario Crónica / Video
x
Martes 12/12/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 57.99
Oro
USD 1243.70
Cobre
USD 2.99
Dolar
$ 17.34
Euro
$ 20.35
Mundo
Jueves 7 Diciembre 09:13
Hamás convoca "día de ira para la "liberación de Jerusalén"
El movimiento islamista palestino repudió la decisión de Estados Unidos de reconocer a la ciudad como capital de Israel. Los gobiernos de Arabia Saudita, Irán y Turquía condenaron lo obrado por Donald Trump, calificándolo de "irresponsable, imprudente y peligroso".

Califique este artículo
El jefe político del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, llamó a los palestinos a comenzar mañana una tercera Intifada, tras el reconocimiento del presidente estadounidense, Donald Trump, de Jerusalén como capital israelí.
 
"Mañana viernes 8 de diciembre será un día de la ira y el comienzo de una nueva Intifada llamada 'la liberación de Jerusalén'", dijo el líder islamista en una rueda de prensa en Gaza, luego de que Estados Unidos resolviera trasladar su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén.
 
Liga Islámica: "Peligroso"

La decisión de Trump ha motivado un repudio generalizado en el mundo árabe y la Liga Mundial Islámica, cuya sede se encuentra en la ciudad de La Meca (Arabia Saudita), afirmó que "es un paso peligroso" que "desconsidera con intransigencia el derecho histórico del pueblo palestino en Jerusalén".
 
La decisión "colisiona contra las resoluciones internacionales" y "será enfrentada con gran ira islámica", agregó la organización, fundada en 1962, y que reúne a más de 70 representantes de los países islámicos y las minorías musulmanas; miembro, además, de la Naciones Unidas en calidad de asesor dentro de las organizaciones no gubernamentales.
 
Arabia Saudita: "Irresponsable"
 
En la misma línea se manifestó Arabia Saudita, principal aliado árabe de Estados Unidos, que expresó "profundo pesar" por la decisión de Washington, que calificó de "injustificada" e "irresponsable", y que significa una "drástica regresión" en los esfuerzos para lograr una solución negociada.
 
El Gobierno saudí dijo haber alertado en los últimos días de las "graves consecuencias" que acarreará este paso, y manifestó esperanza de que la Casa Blanca revoque la medida y respalde la voluntad internacional de que el pueblo palestino pueda recuperar sus "derechos legítimos". 
 
Irán: "Imprudente"
 
La República Islámica de Irán condenó enérgicamente la "imprudente" decisión de Donald Trump, y advirtió que es "una clara violación de las resoluciones internacionales".
 
Irán calificó a Trump como una persona "inestable e inconsciente en cuestiones políticas e históricas", y aseguro que Jerusalén "seguirá perteneciendo a los palestinos".
 
"Donald Trump habla de la adhesión a los compromisos por el gobierno de Estados Unidos como vía de paz, mientras en una medida inclinada anuncia a Jerusalén como la capital del régimen sionista ocupante y asesino de niños", remató Teherán, que llamó a impedir la aplicación de esta medida que "únicamente le beneficia al régimen sionista".
 
Turquía: "Es lanzar fuego"
 
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó que Trump lanzó a Medio Oriente a un "círculo de fuego" al reconocer Jerusalén como la capital de Israel.
 
"Trump, ¿tú qué quieres hacer? Los líderes políticos no están para revolver las cosas, sino para pacificar. Con estas declaraciones, Trump cumple las funciones de una batidora", dijo Erdogan, quien alegó que "Estados Unidos no respeta en absoluto las decisiones de la ONU".
 
"Hasta ahora, aparte de Estados Unidos e Israel, ningún país ha vulnerado la decisión de la ONU de 1980", dijo el presidente turco en referencia a la resolución que define Jerusalén como ciudad ocupada y pide no ubicar allí embajadas hasta que se resuelva el conflicto.
 
"Es imposible entender qué quiere conseguir Trump", remató Erdogan, recordando que Jerusalén es una ciudad santa para judíos, cristianos y musulmanes: "Si Trump piensa que es fuerte y por eso tiene la razón, se equivoca. Los fuertes no tienen razón, sino los que tienen la razón son fuertes", filosofó.
 
Historia
 
Con el armisticio de 1949, que puso fin a la Guerra árabe-israelí, la ciudad santa quedó dividida: Jerusalén Este -con la Ciudad Vieja y los lugares sagrados- bajo administración de Jordania y la Jerusalén Oeste, bajo control de Israel.
 
En 1967, con la Guerra de los Seis Días, Israel ocupó Jerusalén Este (así como Cisjordania, Gaza, el Sinaí egipcio y los Altos del Golán sirios), un avance al que la ONU reaccionó con la resolución 2253, que declaró ilegales todas las actividades de Israel en la parte oriental y reclamó que cesaran de inmediato.
 
Los palestinos reclaman la parte oriental de la urbe, Jerusalén Este, como capital de su futuro Estado independiente. 
COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.