Diario Crónica / Video
x
Jueves 18/01/2018
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 63.97
Oro
USD 1338.00
Cobre
USD 3.17
Dolar
$ 18.83
Euro
$ 23.01
Mundo
Domingo 6 Abril 12:03
Un “hombre robot”, el nuevo juguete del ejército británico
Cuesta US$ 1,7 millón. Y sirve para el desarrollo de trajes contra armas químicas.

Califique este artículo

Se llama Porton Man o el Hombre de Porton, una localidad en Inglaterra donde lo tienen guardado. Es el nuevo “chiche” de las fuerzas armadas británicas. Un robot con forma humana tan sofisticado como caro. Y será utilizado por el Ministerio de Defensa para probar nuevos equipamientos para el ejército del reino, como trajes de protección contra ataques químicos y biológicos.

Parece un maniquí, solo que diseñado con tecnología de Fórmula 1 y con un costo de 1,1 millones de libras (1,3 millones de euros o 1,7 millones de dólares). Fue construido por la empresa británica i-bodi Technology Ltd para el Laboratorio de Tecnología y Ciencias de Defensa de Porton Down, en el condado inglés de Wiltshire.

Puede andar, marchar, correr, sentarse, arrodillarse, mover la cabeza y simular el movimiento de un soldado al percibir un arma, lo que permitirá a los expertos probar los nuevos trajes protectores.

En el laboratorio de pruebas de Porton, los ingenieros someten a diferentes pruebas trajes protectores contra agentes biológicos y químicos como el gas sarín, a fin de diseñar vestuario eficaz y ligero para las Fuerzas Armadas.

Aunque el Laboratorio ha usado antes robots, el hombre de Porton, presentado ayer, tiene muchas más funciones y mayor variedad de movimientos, así como sensores en todo el cuerpo que permitirán a los expertos analizar los resultados en tiempo real.

Un portavoz del Laboratorio, Jaime Cummins, del Grupo de protección física contra agentes químicos y biológicos, ha señalado que el Hombre de Porton es, con 14 kilos, mucho más ligero que sus antecesores, que pesaban unos 80 kilos, y se mueve con mucha más precisión y agilidad.

Tiene además una cabeza extraíble para facilitar la colocación de los trajes y también pulgares que se quitan para poner los guantes y tobillos que se flexionan.

El robot tiene también un sistema de software que permite programar diferentes movimientos para distintas situaciones, indicaron los expertos. “Avances significativos en animatronics (animación por computadora), en el diseño de materiales y tecnología de sensores han sido incorporados en el nuevo maniquí”, explicó Cummins. Y agregó: “Como resultado, vamos a poder analizar y caracterizar trajes protectores de una manera que antes no era posible.” Y concluyó que con el nuevo robot esperan poder producir trajes protectores más livianos para el futuro.
 

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.