Diario Crónica / Video
x
Viernes 24/03/2017
Temperatura:
Viento:
Despejado
WTI
USD 47.70
Oro
USD 1246.90
Cobre
USD 2.64
Dolar
$ 15.59
Euro
$ 16.85
Comodoro
Lunes 17 Febrero 16:24
Comodoro sería un ejemplo del “maldesarrollo” de su actividad extractiva
La reconocida socióloga argentina Mariastella Svampa realizó un informe denominado “Comodoro Rivadavia, un modelo de maldesarrollo”, publicado por Observatorio Petróleo Sur, en el que analiza la configuraciones urbanas, sociales, laborales, culturales de las ciudades con actividades extractivas a gran escala, tomando como caso esta ciudad. En el análisis, la socióloga destaca que este modelo productivo tiene serias repercusiones en la conformación de la ciudad.

Califique este artículo

En el detallado informe, Svampa destaca que “la avanzada extractiva produce una fuerte estructura de desigualdades así como la dislocación del tejido económico y social previo. Esto incluye, además de la dimensión ambiental, otras, vinculadas al estilo y calidad de vida, a las relaciones laborales y de género, ya que allí donde irrumpen las actividades extractivas a gran escala, se intensifican y exacerban diferentes problemáticas sociales: así, el “derrame” económico beneficia a unos pocos, los alquileres y el costo de la vida se disparan al ritmo de los sueldos de los trabajadores petroleros o mineros; las localidades se convierten en pueblos-campamentos o en ciudades-commodity;  se exacerban los problemas ligados a la prostitución, a la trata, a la inseguridad, a la adicción”

La ciudad, según Svampa, es el emblema de estas características. Y menciona algunos datos. Comodoro “a diferencia de otras ciudades patagónicas, posee una densidad poblacional importante”. “Fue recién en los años ’70 que ésta, que cuenta con uno de los ejidos urbanos más extensos del país, fue absorbiendo barrios aledaños y campamentos de la zona norte, en un proceso de “municipalización tardía”. Al igual que otros pueblos campamentos y posteriormente ciudad-commodity, Comodoro Rivadavia nacería bajo el signo del imaginario del desarraigo, típico de las regiones petroleras, que se nutren de una importante población migrante, cuyo paso por el lugar  -y el trabajo- es concebido estacionario o provisorio”.

 

La privatización 

La socióloga resalta que “como otras localidades petroleras, en los `90, el proceso de privatización de YPF afectó mucho a la región, en la medida en que implicó un desmantelamiento de una economía regional”. “En sintonía con lo ocurrido a nivel nacional, las medidas desreguladoras y liberalizadoras, provocaron profundos cambios en la estructura económica de la región, en términos de desindustrialización y aumento de las actividades terciarias, sobre todo en el comercio y el sector servicios, que en Comodoro Rivadavia pasaron de absorber en 1982 el 48,7% de la población económicamente activa, al 58% en 1992”. 

 

Alquileres y precios 

“Además de las profundas diferencias salariales, boom petrolero y crisis habitacional van asociados. Tal es así que, según un artículo de la revista Crisis, de mayo de 2011, “los alquileres llegan a precios desmesurados –no bajan de los 1.500 pesos para un monoambiente o de 2.500 por una casita de 2 ambientes–; el precio del metro cuadrado de construcción en Comodoro vale lo mismo que en Puerto Madero. La proliferación de camionetas 4 x 4 y de altos alquileres, contrasta con la extensión de barrios precarios y asentamientos: en el sur, el Abásolo, el Moure, el Stella Maris; en el norte, el kilómetro 3, 5 y el 8”.

 

La criminalidad

“Comodoro es una de las ciudades argentinas con el índice más alto de criminalidad: 28 homicidios ocurridos entre enero y agosto de 2012. Ese mismo año, el diario La Nación sindicaba, que Comodoro era “la capital del crimen”, con una tasa de homicidios de 14,5 asesinatos cada 100.000 habitantes, casi tres veces superior al promedio nacional (la última fue de 5,5)”. 

“En razón de ello, en 2012, tras varias violaciones y otros dos intentos, la directora asociada para el área externa del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Alicia Sampaolesi, propuso repartir silbatos a mujeres para alertar sobre situaciones de riesgo. ‘La intención es repartir silbatos en forma gratuita a mujeres en la zona centro de la ciudad’”.

 

Ocio, consumo 

y adicciones

“Otra cuestión que ha generado numerosos conflictos sociales es la desigualdad existente entre los trabajadores del petróleo” afirma, y menciona como antecedente a los “dragones”, obreros que realizaban trabajos en los yacimientos y que cobraban hasta un 40% menos que un petrolero.

“Otra cuestión es la exacerbación de problemáticas sociales como la adicción. En conversación con uno de los autores, (Sebastian) Barros –investigador del CONICET y profesor en la UNP- habló acerca de la relación entre adicciones y trabajadores del petróleo, en Comodoro Rivadavia, según el cual la empresa Tecpetrol tiene 70 trabajadores internados por adicción. Un dato escalofriante que obliga a revisar sobre las condiciones de trabajo en el área petrolera. Al respecto, el  subgerente de Salud Ocupacional y Programas Nacionales de Prevención, Germán Canteros sostuvo que “Las adicciones y el trabajo tienen un gran índice, es difícil comprobar si tienen que ver con las situaciones laborales o si tienen que ver con la vida particular de las personas” dijo. No obstante, consideró que el tipo de trabajo podría tener alguna injerencia porque “se debe tener en cuenta que son personas que sufren un desarraigo y están en lugares inhóspitos. Pero a eso hay que estudiarlo, no hay ninguna estadística que lo demuestre”.

Contaminación y pasivos ambientales

“La situación ambiental es igualmente preocupante” asegura. Según relevamiento periodísticos Svampa indica que “datos aportado por el Ministerio de Ambiente y Control de Desarrollo Sustentable de Chubut, en la provincia hay unos 16.000 pozos de los cuales un 38% están en producción (aproximadamente 6.000), un 32% abandonados (4.900) y el resto inactivos (4.600). En la Cuenca del Golfo San Jorge hay unas 780.000 hectáreas directamente afectadas a la actividad petrolera. Según la Universidad Nacional de la Patagonia son unos 500 los superficiarios involucrados en la asociación, de los cuales unos 100 pertenecen a la provincia de Chubut”. 

“Se estima que Comodoro Rivadavia es una de las ciudades de mayor pasivo ambiental del país. Según los últimos datos dados a conocer, tiene un total de 2.444 pozos petroleros abandonados, de los cuales unos 1.425 pertenecen a YPF”.

“Por otro lado, los estudios existentes indican la afectación del ecosistema marino y costero: “los sedimentos de la zona del Golfo San Jorge están contaminados con hidrocarburos de origen antrópico (producido por el hombre). En todas las muestras de este Golfo se detectó aparte de petróleo fresco, la presencia de MCNR (mezcla compleja no resuelta) indica petróleo degradado o material orgánico degradado de múltiples fuentes. Estos datos estarían señalando un “input” constante por las operaciones conectadas con la explotación petrolera de la zona y el transporte marítimo, generando una contaminación crónica.” 

La salud

Sobre los impactos socio-sanitarios, señala que “en 2013, la Doctora Jacqueline Vieracsuc, del Área Programática de la Región Sur, explicó que no existen estadísticas específicas de la zona de Comodoro Rivadavia y tampoco estudios sobre la incidencia de la industria petrolera en el aumento de casos de cáncer, pero que, sin duda, la contaminación del agua es un factor a tener en cuenta. Por su parte, el concejal del Fpv, Carlos Vargas, declaró que “Comodoro es la ciudad de mayor índice de cáncer, producto de la actividad petrolera-minera. Comodoro es consciente de que al petróleo hay que sacarlo porque el país se mueve en base al petróleo, pero no sé si se están tomando todos los recaudos necesarios como para preservar la vida de la gente”. 

Conclusiones

“Frente a estos datos tan variados como contundentes, ¿acaso alguien podría negar los enormes impactos sociales y la reconfiguración territorial que las actividades extractivas a gran escala (convencionales y no convencionales), producen en las sociedades locales?  Desde los oficialismos y las empresas, sin embargo, los discursos afirman que la actividad hidrocarburífera y minera no compiten ni desplazan a las economías regionales pre-existentes o, en el límite, minimizan el carácter pluridimensional y la envergadura de sus impactos”.

“En suma, debemos pensar la contaminación no sólo como un proceso ambiental, sino también como algo más amplio y global, que incluye la esfera social, económica y cultural. Algo que nos interroga, sin duda, acerca de si ése es el tipo de sociedad que queremos construir para nosotros y las futuras generaciones”.

COMENTÁ
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.